San Javier

750 Familias Ya Están Inscritas En La Segunda Versión De La Panadería Municipal

Hasta 1 kilo y medio de pan diario reciben las familias dependiendo del número de integrantes.

Los más de 200 casos de personas activas con covid-19 obligaron el retroceso de la comuna de San Javier a Fase 1 y de paso activó el programa social y económico denominado “UNI2 superamos Fase 1”. La panadería solidaria es una de las acciones que incluye el programa y que tiene como meta superar los 20 mil kilos de pan entregados en la primera versión del programa. La cruzada solidaría que incluye adultos mayores y familias con necesidades económicas, comenzó a funcionar el día lunes 29 de marzo con una lista base que incluye a 750 familias que diariamente recibirán el vital alimento. “Esta panadería solidaria comenzó ayer, hoy ya son 750 familias y así vamos incorporando en la medida que nuestros vecinos lo requieran a través de los teléfonos habilitados para este fin. Fue una exitosa experiencia la del mes de enero, por lo tanto  hoy día estamos repitiendo con los mismos actores y por supuesto pretendemos llegar a más familias beneficiadas con esta ayuda. El único objetivo de la Municipalidad es llegar con este valioso alimento a aquellos hogares que sabemos que por este confinamiento hoy día no pueden generar los ingresos como lo hacen en una etapa normal, por eso la Municipalidad les tiende una mano llegando todos los días -independiente si es feriado- con el pan”, señaló la alcaldesa subrogante Alejandra Bahamondez.

La segunda versión de la panadería solidaría incluye el trabajo conjunto de 10 amasanderías de barrio y 6 furgones escolares encargados del transporte del producto. “Nosotros entregamos 40 kilos de pan diarios aproximadamente, y cada día va aumentando porque se suma más gente beneficiada. Así que estamos muy contentos de participar de esta campaña solidaria que va en ayuda de las familias más afectadas por la pandemia”, indicó Iván Muñoz, dueño de la panadería sabores caseros.

Cada familia beneficiada recibe entre 1 kilo y 1 kilo y medio de pan dependiendo del número de integrantes. “La gente nos recibe muy feliz en su casa, porque le llevamos nuevamente el pan a las familias que más lo necesitan y para nosotros como transportistas también es un beneficio porque estábamos sin trabajar. Aproximadamente yo recorro 150 hogares que están en mi ruta en la zona urbana”, dijo Wilfredo Castillo, transportista escolar que lleva el pan a sectores urbanos de la comuna.

En primera instancia el programa funcionará todos los días, incluidos fines de semana y festivos, extendiéndose hasta el 29 de abril y proyectando un esfuerzo logístico y económico municipal que permita igualar o superar los 20 mil kilos de pan entregados en la primera versión del programa, además de la entrega de quintales de harina a las familias de la zona rural.

Artículos relacionados

Back to top button