Apretado margen no logra proyectar un nuevo presidente en Perú

El candidato de izquierda Pedro Castillo lleva una ventaja de 70.000 votos a Keiko Fujimori faltando muy poco por contar.

Cuatro días después de las elecciones presidenciales en Perú, el resultado final sigue siendo elusivo ante el estrecho margen de un 0,4% que separa a los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori tras contarse el 99% de las boletas.

De hecho, Castillo supera a Fujimori por alrededor de 70.000 votos, mientras el conteo se alarga en espera de boletas de zonas muy remotas y se resuelven impugnaciones, en un proceso que mantiene polarizado al país.

Ambos candidatos han expresado denuncias de fraude, especialmente Fujimori, que pidió la nulidad de 802 mesas a nivel nacional, que representan unos 200.000 votos.

Castillo, quien representa al partido Perú Libre con una plataforma de izquierda, acumula el 50,02% de los votos, mientras que Fujimori, la hija del expresidente Alberto Fujimori, candidata del partido derechista Fuerza Popular, tiene un 49,8%.

Las elecciones han enfrentado a las tendencias políticas que pugnan en el continente, con una marcada inclinación de Castillo hacia el eje populista de Venezuela, Bolivia y Argentina, y a Fujimori hacia líneas como Colombia, Brasil y Chile.

La demanda de Fujimori podría dilatar por varias semanas la declaración de un ganador en las disputadas elecciones.

“Está en juego medio millón de votos a nivel nacional”, denunció Fujimori, de 46 años, el miércoles. “No se hace por mi candidatura, se hace por el respeto a millones de peruanos”.

El martes, Castillo prácticamente reclamó la victoria ante decenas de sus seguidores.

“De acuerdo al informe de nuestros personeros, nosotros ya tenemos el conteo oficial del partido donde el pueblo se ha impuesto a esta gesta a la cual saludamos”, dijo Castillo.

Cientos de simpatizantes de Castillo y Fujimori han marchado por las calles de Lima y convocado a nuevas manifestaciones de apoyo a sus candidatos.

Los observadores internacionales afirmaron que la votación del domingo pasado se llevó a cabo de forma transparente. La misión electoral de la OEA felicitó el lunes al país por la organización de los comicios en medio de la pandemia.

Sin embargo, los comicios no han logrado estabilizar una tormenta política en Perú, que ha tenido cuatro presidentes en cinco años, y protestas y múltiples denuncias de corrupción contra la clase dirigente.

Artículos relacionados

Back to top button

Adblock Detectado

Porfavor desabilita el plugin para el bloqueo de publicidad para nuestro sitio