San Javier

Funcionarios clínicos del HSJ se capacitaron en atención a víctimas de violencia sexual

El Servicio Médico Legal (SML), el Ministerio Público y el Servicio de Salud Maule (SSM) han realizado un trabajo en triangulación con el objetivo de ir perfeccionando la recepción de antecedentes ante este tipo de denuncias

Durante el año recién pasado 16 casos de atención por violencia sexual fueron atendidos en el Hospital de San Javier, según cifras entregadas por Yaneth Mendoza, matrona de la Unidad de ginecología de este recinto hospitalario y referente local de víctimas de violencia sexual. En cada uno de estos casos los profesionales clínicos que atendieron a las víctimas debieron seguir un protocolo dispuesto para cada uno de los establecimientos que pertenecen a los diversos servicios de salud del país. 

Según expertos, la correcta aplicación de esta norma general técnica resulta clave al momento de efectuar el procedimiento legal correspondiente y es bajo esta premisa que funcionarios pertenecientes a las áreas de ginecología y médicos del servicio de urgencia del Hospital de San Javier, se capacitaron en torno al buen manejo de este protocolo.  

“Asegurar el éxito de todo el procedimiento desde el examen físico, la toma de muestra y la cadena de custodia (sistema de control y registro de evidencias), resulta clave, porque con un simple error puede invalidar toda la muestra y seguimiento que se pueda hacer posteriormente”, explicó Yaneth Mendoza.

Trabajo conjunto

El Servicio Médico Legal (SML), el Ministerio Público y el Servicio de Salud Maule (SSM) han realizado un trabajo en triangulación con el objetivo de ir perfeccionando la recepción de antecedentes ante este tipo de denuncias. 

En este contexto, la matrona encargada de sexología SML del Maule, María Graciela González, explicó que la capacitación la fiscalía local presenta algunos nudos críticos que son necesarios resolver; luego el médico y matrona del SML se refieren al peritaje y manejo de la evidencia y toma de muestra, respectivamente, para luego finalizar con un taller del correcto llenado del formulario de la cadena de custodia. 

“La recepción ha sido súper buena, en el fondo el hecho que sea tan personalizado logra solucionar muchas más dudas. Acá la idea es tener la disposición de poder aprender pensando siempre en la víctima”, sostuvo González. 

Por su parte el médico ginecólogo de la Unidad de Sexología Forense del SML del Maule, Miguel Asuaje destacó que “desde el punto de vista práctico, mejorar la capacidad de síntesis y de observación resulta importantísimo. Todas las víctimas que llegan hasta el SML pasaron por el servicio de urgencia de algún hospital y si el equipo médico está capacitado, posteriormente cruzar esos datos con los análisis del SML es clave. Pero si hay un vacío es nefasto, porque eso genera una falta de información difícil de llenar”, concluyó.

Artículos relacionados

Back to top button