ONU alerta de la gran brecha en América Latina y el Caribe exacerbada por la pandemia

Un informe del PNUD pone de manifiesto que los países de la región sur del continente americano están registrando una alta desigualdad debido a la grave situación económica y de inseguridad.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advierte de la grave situación de desigualdad que existe en América Latina y el Caribe en comparación con otros países del mundo con niveles de desarrollo similares.

Es la conclusión que se expone en el Informe Regional de Desarrollo Humano 2021 titulado “Atrapados: Alta Desigualdad y Bajo Crecimiento en América Latina y el Caribe”, en el que se aborda la grave situación que vive la región.

“El informe explora tres factores que se repiten y retroalimentan el círculo vicioso de alta desigualdad y bajo crecimiento: la concentración de poder, la violencia en todas sus formas y las políticas de protección social que no funcionan bien”, explican desde el PNUD.

El Subsecretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Regional de PNUD para América Latina y el Caribe, Luis Felipe López Calva, subrayó que este documento tiene la intención de “hacer un llamado a los latinoamericanos para que comprendan la conexión entre todos estos factores”.

“Destaca un punto de entrada que puede servir para liberarse del bajo crecimiento y alta desigualdad: la implementación de sistemas universales de protección social que sean redistributivos, fiscalmente sostenibles y más favorables al crecimiento”, apuntó al respecto.

El poder mal utilizado

El documento, que pretender analizar las causas de la desigualdad en la región, pone de manifiesto que “la concentración de poder en manos de unos pocos que defienden sus intereses privados es uno de los factores que conectan la alta desigualdad con el bajo crecimiento”.

“A través de su influencia política, el poder mal utilizado distorsiona las políticas públicas y debilita las instituciones”, se explica.

La violencia

La violencia en la región también es otro de los puntos que se abordan en este informe ya que sus autores sostienen que este tipo de situaciones provocan el aumento de la desigualdad, especialmente en las comunidades más vulnerables.

“La violencia limita también el crecimiento a través de su impacto sobre el capital humano (y la productividad) y sobre la inversión pública y privada que se ve distorsionada, así como por el gasto en seguridad y por la incertidumbre acerca de los derechos de propiedad”, agregan.

El coronavirus

La irrupción del coronavirus ha afectado especialmente a las comunidades más vulnerables de la región ya que “la pandemia ha exacerbado los efectos de la pobreza”, según informó Achim Steiner, administrador del PNUD, durante la presentación del informe que tuvo lugar este martes vía telemática.

Sobre esta cuestión, Steiner indicó que se están viendo “niveles muy bajos de pobreza” en América Latina y el Caribe, algo que no se registraba desde el 2008, cuando acechó una grave crisis económica en todo el mundo.

Por otro lado, desde el PNUD se analiza la cuestión tecnológica en la región sur del continente americano ya que “más de 200 millones de personas aún no tienen acceso a infraestructura básica porque el acceso es muy pobre o muy costoso”.

“El efecto tiene impacto en la productividad, en la igualdad y en la falta de educación y ganancias”, explicó Steiner advirtiendo que las consecuencias económicas podrían representar pérdidas de más de 1,3 trillones de dólares, “equivalente a casi toda la economía de México”.

Con todo, el representante del PNUD instó a los gobiernos de los países de América Latina y el Caribe a “establecer soluciones a largo plazo y trazar un plan que contemple estrategias para reubicar los recursos e incrementar la productividad”.

Artículos relacionados

Back to top button

Adblock Detectado

Porfavor desabilita el plugin para el bloqueo de publicidad para nuestro sitio