San Javier

Pasantes franceses en San Javier viven grata experiencia técnica y cultural

Participación en la vendimia y trabajo en laboratorio, bodega, y el proceso de vinificación fue parte de la labor que desarrollaron los jóvenes integrantes de la delegación que visitan la comuna en el marco del convenio de la región del Maule con la Borgoña, Francia.

En una programación basada principalmente en lo pedagógico se ha centrado la pasantía que han efectuado los cinco estudiantes del Centro de Formación Técnica para la Promoción Agrícola (CFPPA) de la ciudad francesa de Beaune, región de La Borgoña, Francia, en tres viñedos de San Javier.
Esto gracias al convenio educacional y cultural suscrito hace ya ocho años entre la región del Maule con su par de Borgoña, famosa a nivel mundial por sus excelentes mostos, lo que permite año a año, entre otras acciones, este intercambio de estudiantes del ámbito vitivinícola, favoreciendo directamente en la comuna al liceo Manuel Montt.
“Ellos están muy contentos, ya que es toda una novedad, pues los procesos vitivinícolas son muy distintos a lo que ellos conocen de Francia. Además, les ha encantado la región, las propias viñas, así que ha sido un intercambio cultural muy rico para ellos”, expresó Marcelo Alfaro, jefe de la Unidad Técnico Pedagógica del liceo Manuel Montt y quien estuvo a cargo de la agenda de actividades de esta delegación francesa.
En general la experiencia para los cinco estudiantes ha sido muy positiva, destacando que a pesar que el proceso de elaboración del vino es similar en ambos países, en Francia se trabaja en pequeños viñedos, mientras que en Chile es todo lo contrario. Asimismo, les llamó la atención las variedades de vinos que aquí se producen y las técnicas de producción.
“Hemos tenido una buena experiencia al descubrir las viñas de Chile, apreciar el trabajo y la cultura del país, el territorio, los paisajes. Hemos efectuado diversas y diferentes actividades en las viñas en que hemos estado, ya sea en laboratorio, bodega, el proceso de vinificación, toma de muestras y temperatura”, señaló la estudiante Audrey Arnoux.
Por su parte, Benoît Remoriquet, calificó como una bella experiencia el ser parte de esta pasantía, ya que él junto a sus compañeros aprendieron técnicas diferentes de elaboración del vino. “Ha sido diferente el trabajo en las viñas a como lo hacemos en Francia. Mi viña familiar es de dos hectáreas y utilizamos aún los métodos que realizaba mi abuelo para trabajar las viñas y lo que más me ha impresionado aquí son las técnicas de cuidados que les dan a las viñas, ya que estas no presentan tantas enfermedades”, dijo el alumno.
Pero no todo fue arduo trabajo para la delegación francesa, pues la estadía contempló, durante los fines de semana, visitas a diversos puntos de interés turístico en la región, como el litoral y la cordillera.

Artículos relacionados

Back to top button