Tensión en Colombia en el Día de la Independencia

Autoridades encabezaron un consejo de seguridad con el fin de prevenir actos de violencia en la jornada de protesta convocada para este 20 de julio.

Con más de 65.000 uniformados, la Policía Nacional, con el apoyo del Ejército, desplegó un operativo en todo el país para evitar actos vandálicos y hechos de orden público, en medio de las manifestaciones convocadas por las centrales obreras y organizaciones sociales en el Día de la Independencia en Colombia que se conmemora el martes.

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía, advirtió que la guerrilla del ELN y las disidencias buscarían infiltrar la protesta. “Se encontraron instrucciones del Comando Central del ELN para influir en los actos de vandalismos que se están produciendo en algunas ciudades de Colombia”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, dijo que la Fuerza Pública garantizará el derecho a la protesta pacífica, pero no permitirá actos de vandalismo.

“Prevenir y evitar que se desarrollen acciones vandálicas, acciones de bloqueo o de violencia que puedan afectar los derechos del resto de los colombianos. Está claro que nuestra fuerza pública está preparada, tiene el despliegue de todos sus operativos de control por parte de la policía, lo mismo que de nuestro Ejército Nacional. Trabajaremos para garantizar que esta jornada sea pacífica, pero por supuesto actuar con toda contundencia contra aquellos que quieren generar vandalismo o violencia”.

Sin embargo, desde las centrales obreras, que mantuvieron por más de dos meses un paro nacional, se insistió en que la protesta será pacífica, enmarcada en actos culturales, como lo indicó Francisco Maltes, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores CUT.

“Siempre la mejor forma de expresar nuestras necesidades, nuestras aspiraciones, nuestro rechazo a este gobierno es con la movilización pacífica”, señaló Maltes.

Sin embargo, en las últimas horas, las autoridades capturaron en Bogotá y otras regiones del país a varias personas, sindicadas de pertenecer a la denominada Primera Línea, grupos de jóvenes que han continuado las protestas y los bloqueos en zonas urbanas de varias ciudades y quienes desconocieron las indicaciones del Comité de Paro de levantar las protestas a mediados de junio.

Las manifestaciones de este 20 de julio hacen parte de la estrategia implementada por el Comité de Paro, que también incluye la radicación en el Congreso de 10 proyectos de ley que resumen los puntos del pliego de peticiones, presentado desde hace un año a los legisladores por las centrales obreras y varias organizaciones sociales, que incluyen reivindicaciones sociales, entre ellas una renta básica para miles de colombianos afectados por la pandemia.

Entre tanto, el Gobierno, a través del ministro de Salud, Fernando Ruiz, reiteró el llamado a que la protesta no genere aglomeraciones que puedan disparar los casos de COVID – 19.

“Hacer protesta pacífica si es el caso, pero evitar cualquier tipo de aglomeración y cualquier tipo de afectación que nos pueda llevar a un nuevo crecimiento de la pandemia”, pidió el funcionario.

Las autoridades han adoptado estrictas medidas de seguridad en todo el país e incluso la instalación de las sesiones del Congreso de la República, que tradicionalmente se han realizado el 20 de julio en la tarde, se trasladó para las horas de la mañana, como medida de seguridad para los legisladores y el presidente Iván Duque.

Artículos relacionados

Back to top button

Adblock Detectado

Porfavor desabilita el plugin para el bloqueo de publicidad para nuestro sitio